Magdalenas caseras esponjosas

En poco más de media hora y con ingredientes que tienes en casa, puedes preparar unas estupendas magdalenas tiernas y ricas, ideales para mojar en el café.

Receta de magdalenas caseras esponjosas

Ingredientes para preparar magdalenas caseras esponjosas

  • 300 gr. de harina
  • 150 gr. de mantequilla o aceite de sabor suave
  • 150 gr. de azúcar
  • 2 huevos
  • 2 cucharaditas de esencia de vainilla
  • 1 sobre de polvos de hornear (impulsor)
  • 1 pizca de sal

¿Cómo preparar magdalenas caseras esponjosas?

  • Precalentamos el horno a 180ºC, y mientras preparamos la masa de las magdalenas.
  • Para eso, tamizamos la harina y la ponemos en un bol. Añadimos al mismo los polvos de hornear (impulsor), lo mezclamos bien con unas varillas de mano y reservamos .
  • En otro bol, batimos los huevos, y a continuación añadimos el azúcar. Seguimos batiendo mientras agregamos la pizca de sal, la mantequilla (que debe estar atemperada o reblandecida, tras haberla tenido una hora más o menos a temperatura ambiente) y la esencia de vainilla.
  • Poco a poco, vamos añadiendo la harina a la masa de las magdalenas caseras esponjosas sin dejar de batir para que no se formen grumos.
  • Una vez que hayamos mezclado bien todos los ingredientes y tengamos una mezcla homogénea y uniforme, repartimos la masa de las magdalenas en los moldes.
  • Con mucho cuidado, pasamos los moldes a la bandeja de horno, bajamos la temperatura de éste a 140ºC y horneamos las magdalenas caseras durante treinta minutos, o hasta que estén bien doradas.
  • En ese momento, las sacamos y las dejamos enfriar poco a poco (sin que se produzcan grandes contrastes) antes de comerlas.
  • Foto orientativa: Veganfeastcatering
Nota del autor:

Hay que saber diferenciar muy bien la levadura de los polvos de hornear. Lo que necesitamos para las magdalenas esponjosas es un impulsor, y no levadura. La mal llamada "levadura Royal" es en realidad un impulsor químico, que funciona levando las masas durante el horneado, y es apta para esta receta. También se puede usar bicarbonato. Está muy bien explicado en este artículo sobre tipos de levadura y usos.